Embajada de la República de Eslovenia en Madrid /Noticias /
08.03.2017  

El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid rinde homenaje al arquitecto Jože Plečnik con una exposición de sus obras en Liubliana, Praga y Viena

En 2017 se cumplen 145 años desde el nacimiento y 60 años desde el fallecimiento del ilustre arquitecto esloveno Jože Plečnik (1872-1957). Para marcar los aniversarios y brindar homenaje al ingenioso arquitecto el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) presenta una exposición, fruto de la colaboración entre las Embajadas de Austria (Foro Cultural de Austria), Eslovenia y República Checa (Centro Checo) en Madrid.

Se trata de una amplia presentación de las obras del arquitecto Plečnik, que dejó un sello irrevocable en las tres capitales: Liubliana (Eslovenia), Praga (Republica Checa) y Viena (Austria). Recoge las obras con las que transformó su ciudad natal de Liubliana, así como también su legado dejado en Viena, principalmente la Casa de Zacherl, y en Praga, donde realizó una profunda reforma del castillo y construyó la Iglesia del Sagrado Corazón en Vinohardy.

La exposición se inauguró el martes 7 de marzo a las 19.30 horas con la presencia del Decano del COAM, don José María Ezquiaga Domínguez, y los Embajadores de la República Checa, Eslovenia y Austria en Madrid, doña Kateřina Lukešová, doña Renata Cvelbar Bek y don Peter Huber respectivamente.

La exposición se podrá ver hasta el 27 de abril de 2017 en la Sede de COAM, c/ Hortaleza, 63, Madrid.

Antes del acto inaugural tuvo lugar en la sede del COAM una conferencia sobre el arquitecto Plečnik, en la que participaron los siguientes ponentes: por parte eslovena don Matevž Čelik Vidmar, Director del Museo de Arquitectura y Diseño, representando la República Checa don Zdeněk Lukeš, historiador de la arquitectura, y aportando la visión austriaca los hermanos Zacherl, don Nikolaus Zacherl, don Peter Zacherl y don Ulrich Zacherl.

Jože Plečnik nació en Liubliana en 1872. Estudió en la celebre Academia de Bellas Artes en Viena con el profesor Otto Wagner. Tras concluir sus estudios fundó un exitoso taller en Viena, cuya obra más importante fue el residencial Zacherlhaus en el centro de la capital austriaca, considerada una de las primeras construcciones modernas en Europa. En 1910 fue ofrecido en Praga una plaza de profesor en la Academia de Artes, Arquitectura y Diseño de Praga. En 1920 fue llamado a reformar los jardines de la zona sur del Castillo de Praga. Más tarde, el presidente de la República Checoslovaca, Tomáš G. Masaryk, le confió la reforma de tres patios más, el Jardín de las Murallas y algunos interiores, incluida su residencia. Plečnik trabajó como arquitecto del Castillo de Praga entre los años 1920 y 1935, a pesar de haber vuelto a su ciudad natal en 1921. Durante este tiempo se convirtió en la inspiración para muchos arquitectos checos.

Liubliana, que se caracteriza por los restos de la época romana y la arquitectura barroca, consiguió su primer plano de la ciudad moderna después del terremoto de 1895 con el contemporáneo de Plečnik Maks Fabiani. Se transformó desde una ciudad provincial adormilada en una capital moderna de estilo Art Noveau, con nuevos ideales estéticos. Plečnik persiguió su visión de Liubliana durante casi tres décadas, entrando en un espacio ya construido, transformándolo y actualizándolo, entre 1921 y 1957, con una serie de edificios singulares.

Actualmente, los esfuerzos conjuntos de Eslovenia y la República Checa para el reconocimiento internacional del arquitecto están dirigidos al proyecto de nominación del conjunto de las obras de Plečnik para la inclusión en el lista del patrimonio mundial de la UNESCO.

Plečnik desarrolló un lenguaje arquitectónico único independientemente de las cadenas simultaneas del comienzo del siglo XX. Su enfoque en la reinterpretación del patrimonio arquitectónico y el extremadamente rico simbolismo incluyen elementos de la arquitectura clásica, lo cual se basa en la reinterpretación del espacio, su modernización y la búsqueda de los nuevos usos de sus funciones tradicionales. Su arquitectura ofrece una solución universal a los problemas urgentes de diferentes generaciones y sigue estando de actualidad.